Card image cap
Armstrong-Adimod
Especial A
Julio, 2021.

Abordaje preventivo de la
salud femenina
en el nuevo siglo

Dr. Carlos Humberto Salinas Víquez
Especialista en Oncología Ginecológica
Contacto: [email protected]

Página WEB: clinicaintegraldelamujer.com.mx

La medicina ha evoluciona- do a la par de nuestras en- fermedades, la actualidad nos demuestra cómo a través del tiempo diagnosticamos más frecuentemente enfermedades en pacientes más jóvenes. Es el caso del cáncer.

La PREVENCIÓN es fundamental en la salud femenina del nuevo siglo, con la finalidad de REALIZAR UN DIAGNÓSTICO OPORTUNO
en padecimientos cada día más vistos en la consulta médica diaria, como el cáncer cervicouterino y de mama

Sabemos que la prevención es parte fundamental de la salud femenina en el nuevo siglo y que gracias a los avan- ces en métodos diagnósticos y de tamizaje podemos evitar un diagnóstico de cáncer con procedimientos simples; al- gunos de consultorio y otros más complejos que requieren intervenciones en el quirófano, pero siempre antes de una no- ticia de malignidad.

La mastografía digital es un método simple, ac- cesible y no invasivo que actualmente forma par- te de la medicina pública y privada que, según la Organización Mundial de Salud, es capaz de reducir entre 20-30% la mortalidad en mujeres mayores de 50 años, siempre y cuando más de 70% de la población de riesgo se realice el estu- dio. En México y Latinoamérica, el tamizaje debe iniciarse a los 40 años y realizarse mínimo hasta los 70 años. Fuera de ese rango de edad, las mu- jeres mas jóvenes deberán realizar una autoexplo- ración mensual y, en los casos en que se cuente con factores de riesgo, iniciar con ultrasonido mamario. Una visita anual con el médico para la evaluación de los senos podría ser suficiente, en miras de disminuir la incidencia y mortalidad del cáncer que actualmente, en México y en el mundo, es el más diagnosticado entre las mujeres.

El otro rubro donde hay una gran oportunidad de prevención es en el cáncer cervicouterino. Ajus- tado a nuestro grupo poblacional, el mejor mo- mento para comenzar esta vigilancia es después de haber iniciado relaciones sexuales. El método es simple: colposcopía más citología cervical. La colposcopía es un procedimiento de consultorio que consiste en la revisión del cuello del útero con un microscopio. La muestra de citología de base líquida, aunada a la colposcopía, pueden ser 100% efectivas para identificar lesiones pre- malignas que pueden ser tratadas con métodos mínimamente invasivos y de consultorio, los cua- les nos ayudan a disminuir la incidencia de cáncer cervicouterino y, con esto, su mortalidad.

En este mismo orden de ideas, la vacunación contra el virus del papiloma humano ha sido validada por organizaciones internacionales y se ha demostrado que ayuda a disminuir el diagnóstico de lesiones precursoras de cáncer y, consecuentemente, la mortalidad y la incidencia de cáncer cervicouterino. Actualmente, la vacu- nación en la Unión Europea y los Estados Unidos de América está indicada a partir de los 9 años y hasta los 42 años. Con base en esto, podemos concluir que la colposcopía, sumada a la citología cervical y a un esquema de vacunación completo, es la estrategia más acertadaen miras de prevenir cualquier patología cervical maligna o premaligna.

Desde el punto de vista de la oncología gine- cológica, se consideran otras dos patologías de importancia para la prevención: el cáncer de en- dometrio y el cáncer de ovario. Estos cánceres son los menos diagnosticados en nuestra población; sin embargo, el cáncer de ovario tiene la mayor mortalidad de los cánceres ginecológicos.

El cáncer de endometrio tiene una peculiaridad: suele avisar, se presenta en mujeres postmenopáu- sicas que vuelven a tener sangrado transvaginal. Todo esto nos permite decir que la gran mayoría de los diagnósticos deben realizarse en etapas ini- ciales para que resulten en buen pronóstico, pero no existe una medida preventiva específica, como la mastografía en cáncer de mama, para disminuir su incidencia y mortalidad.

Para intentar disminuir el cáncer de ovario en el mundo, se han desarrollado múltiples estrategias, como ultrasonidos seriados, marcadores tumora- les, vigilancias periódicas; sin embargo, todos los estudios nos han dado los mismos resultados: se diagnostica en etapas iniciales, pero la mortalidad sigue siendo la misma, de modo que en contextos de prevención y escrutinio no es útil, ya que apun- tan a la mortalidad y no a la incidencia.

Habiendo hablado de la mayoría de los cánceres que afectan específicamente a la población feme- nina, me queda comentar la parte fundamental de la prevención en nuestra época y es adoptar un estilo de vida más saludable que consiste en evitar, a toda costa, fumar, seguir una dieta salu- dable, mantener un peso adecuado alejado de la obesidad, realizar ejercicio tipo aeróbico de mane- ra diaria, limitar el consumo de alcohol y evitar o controlar el estrés.

Estos puntos son fundamentales en el contexto de la prevención y está demostrado que llevar a cabo estos cambios en el estilo de vida puede dis- minuir la probabilidad de padecer cáncer.

____________________________

Este artículo debe citarse como: Salinas-Víquez CH. Abordaje preventivo de la salud femenina en el nuevo siglo. Medicus 2021;2(12):816-17.